Ángeles y Estrellas (Bee Borjas)

De pronto, el oscuro cielo se había iluminado por completo. Los sonidos de la noche claudicaron y un silencio respetuoso se apoderó del lugar. Tendidos bajo la luz de la luna, sonrieron asombrados ante la belleza de aquel espectáculo.

-¿Qué son abuelo? –preguntó Milagros con ansiedad.

El anciano miró a su nieta con entrañable ternura y sin vacilar, aseguró:

-Son ángeles guardianes que bajan a la tierra para cuidar al Niño Jesús.

Un resplandor de ilusión brilló en los oscuros ojos de la niña, quien con voz tenue susurró:

-Ángeles de la Guarda…

 

A pocos kilómetros de allí, el comunicado del Centro Nacional de Astronomía, emitió un informe especial.

“Las Gemínidas, partículas de un cometa que se disuelven al ingresar en la atmósfera, atravesaron el espacio terrestre a las 12.00 de la noche.”

 

El vocero de turno, acostumbrado a la observación de aquella clase de episodios, suspiró habituado:

-Estrellas fugaces…

 

Más allá de las creencias personales y sin distinción de razas y religiones,

les deseo de corazón  a todos los lectores y a la gran familia de Arte Libertino,

todo el bienestar y la felicidad del mundo.

Con cariño,

Bee Borjas.-