El cambalache del 2009

“Siglo veinte, cambalache, problemático y febril”, escribió Enrique Santos Discépolo en 1935, autor del  tango  ´El Cambalache´, como si se tratara de una de las profecías del sureño francés Nostradamus. Si, el Siglo XX para su país de origen, estuvo acompañado de recesiones económicas, de cambios de gobierno, de inflación acelerada, de hambre. Al pie de la letra, el país del cono sur vivió su composición. Lo que Discépolo le quedó debiendo a los gauchos y quizás a varios países latinoamericanos fue la segunda parte del cambalache. ¿Y el siglo XXI?

A quince días de terminar los primeros nueve años de este nuevo siglo, seguimos viviendo la letra del viejo tango que todavía se canta en las calles de Buenos Aires acompañado por bandoneones.

En el 2009, las palabras “crisis” y “pandemia”, se colaron en miles de ocasiones en las noticias de primera plana de los diarios, en los libretos de los noticieros y en nuestro vocabulario. La primera, haciendo referencia a la situación económica por la que atraviesa la potencia mundial, y que extiende sus tentáculos hasta nuestros países latinos. Aquellos que desconocen el número cero cuando se habla de índices de pobreza.

El mayor impacto lo recibió México de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Un aumento en 3.1 puntos porcentuales en el índice de pobreza, lo deja de número uno en el listado de países que tuvieron un alza en esta cifra, y lo ubica también, entre los países con mayor tasa de pobreza respecto a su población. El 50% de los mexicanos son pobres, como lo son la mitad de los peruanos, salvadoreños y dominicanos.

Otra suerte trajo este año a países como Colombia, que bajó la cifra en 4 puntos. Uruguay y Brasil lograron reducir la incidencia de pobreza 3 puntos, Paraguay y Costa Rica más de 2, mientras que Venezuela y Panamá al menos 1.

“Cualquiera es un señor, cualquiera es un ladrón”, dice la canción. Basta con mirar cómo se toman las decisiones en nuestros países para darle la razón al compositor, y  ver porqué el índice de pobreza no llega a ser cero.

Si la hubiese escrito, la segunda parte, tal vez hablaría de la pandemia que se expande a nivel mundial desde comienzos de 2009. Esta si es una cifra acompañada de viarios ceros.

El virus, al que inicialmente le dieron el nombre de gripe porcina, despide el año con 6.304 muertes confirmadas a nivel mundial.  El 61, 86%, es decir 3.900, tuvieron lugar en Estados Unidos, seguido por 1.927 en Brasil y 610 en México.      -Me gustaría saber de cuantos ceros están  acompañadas las utilidades de las farmacéuticas  que hicieron dinero a costa del virus Ah1n1, porque la crisis había que atacarla de alguna manera ¿no?-

“Vivimos revolcaos en un merengue, y en el mismo lodo, todos manoseados”, dice la primera estrofa del tango. Reitero, Discépolo no estaba muy lejos de profetizar la  pandemia del siglo XXI.

Este  es el panorama mundial en el que nació Arte Libertino.  Albert Einsten dijo alguna vez,  “En tiempos de crisis, sólo la creatividad es más importante que el conocimiento”, y este año, los libertinos, cierran con una cuarta edición. El impulso es la fiebre por el arte y no la de un virus mutante, aquella que hace que se escriban historias sobre los que en medio de una crisis no renuncian a su pasión.

Pd. Espero querido director, que no se enferme en los días restantes, que el 2010 nos traiga además de buena salud y varios tangos, patrocinadores para las siguientes ediciones.